¿Por qué proteger del desarrollo biopsicológico infantil?

La biopsicologia es el estudio científico de la biología del comportamiento también llamada neurociencia del comportamiento. Bio porque se basa en el enfoque biológico de la psicológica y la relación que existe entre nuestras vivencias, los fenómenos psicológicos (como las percepciones, las emociones, los pensamientos  o la memoria) y nuestros comportamientos. O lo que es lo mismo, la interrelación entre  los cuidados recibidos a lo largo del crecimiento infantil  y las alteraciones en nuestras conductas y/o maduración física, energética y psicológica. Evania Reichert

Hoy las neurociencias y entre ellas la biopsicología confirman como hay vivencias primales muy peligrosas, alteraciones del desarrollo que en los casos más graves tienen su origen en la vida intrauterína, cuando la criatura todavía se encuentra en el útero de la madre,  el nacimiento y el primer año de vida de los seres humanos. En este tiempo de nuestra vida somos tan inmaduros que nuestros sistemas internos también lo son. Por ejemplo, centrandonos en el desarrollo de nuestro sistema nervioso, este es tan incipiente que es importante conocer que todas las experiencias vividas durante este espacio de tiempo son registradas por la amígdala y algunas otras pequeñas zonas del cerebro extremadamente inmaduro también.

Es vital recordar que cuando más inmaduro es el bebé más frágil es la fase de su desarrollo en la que se encuentra.

llorando

En nuestra sociedad es bastante habitual que algun@s bebés entran en guarderías o centros infantiles antes de los 3-4 años ¿Es esto lo que verdaderamente necesitan para satisfacer todas sus necesidades del desarrollo? En los primeros años de su vida lo que más van a desear y necesitar es estar con su mamá y su familia  “La primera separación y el inicio de la socialización”. ¿Conocen entonces algunas familias y profesionales, dedicados a la infancia, cuales son familias las necesidades biopsicológicas de los sistemas familiares con un bebé lactante? “La lactancia fuente de amor y alimento”.

Durante los primeros años lo que más va ha necesitar es amor incondicional, contacto, nutrición y protección continuada,  necesidades que de no estar satisfechas, van a expresar llorando. Si esto sucediese de forma habitual e intensa, este estrés provocará que se eleven sus niveles de cortisol. Ha quedado demostrado como elevados niveles de esta sustancia durante nuestro desarrollo cerebral, pueden afectar a otros sistemas de neurotransmisores todavía inmaduros incluso hasta pasados los 3 años. De esta forma el hipocampo puede verse afectado por el estrés temprano reduciendo el número de receptores del cortisol.

De este modo las personas que fueron acariciadas y cogidas en brazos regularmente durante su tierna infancia poseen mayores y mejores receptores al cortisol en su hipocampo, de esta forma cuando sus sistemas internos tienen que responder ante una situación difícil, cuentan con más herramientas para captarlo y gestionar sus emociones. Corroborando la importancia de que las familias tengan la oportunidad de conocer el valor de estos cuidados en el tiempo en el que está madurando la base sobre la que se desarrolla la respuesta al estres de cada niñ@ y como estas vivencias son un factor a tener en cuenta durante el tiempo más frágil de la vida humana.

Cortisol y ansiedad también están relacionados, esta aparece cuando sentimos peligrar nuestra seguridad, nuestra supervivencia o los lazos psicoafectivos que nos protegen. De hecho también existe un poderoso vínculo entre la inseguridad y la depresión “El desarrollo del sistema nervioso y la depresión”.

rabietaabrazo

La investigadora norteamericana Andrea Dettling estuvo midiendo los niveles de cortisol en l@s niñ@s de 3-4 años que pasaban todo el día en la escuela infantil o guardería. Confirmando lo que veían algunas familias cuando sus hij@s llegaban muy estresad@s a casa. Y es que aunque de tan pequeñ@s, no tengan las habilidades necesarias para contarnos lo que están sintiendo, nos lo van a expresar con sus conductas y gestos.  Lo que Andrea descubrió es que en los niñ@s separados de sus figuras de apego la respuesta al estrés se activaba con más facilidad, viendo que sus niveles de cortisol se elevaban todavía más a medida que transcurría el día, y esto ocurría con mucha más intensidad entre las criaturas que se sentían más asustadas. Por la tarde, en las horas en que los niveles de cortisol acostumbraban a bajar si los l@s niñ@s estaban en sus casas,  l@s que todavía permanecían separados de su familia seguían elevando sus niveles de cortisol.

En una segunda investigación, centró su interés en los niñ@s que pasaban todo el día separados de sus figuras de apego pero eran cuidados por personas cualificadas, las investigaciones mostraron que lo realmente importante eran las cualidades personales; sobre todo si se trataba de alguien que realmente se encargaba de satisfacer las necesidades biopsicológicas del niñ@. De hecho l@s niñ@s que estaban con cuidadoras realmente receptivas a sus necesidades mostraban niveles normales de cortisol.

rabieta

Estos datos muestran claramente la importancia de la auto-regulación emocional y la absoluta necesidad de que l@s niñ@s pequeñ@s estén en todo momento con  adultos que receptivos a sus necesidades. Los estudios también demostraron  que no es obligatorio que la persona que lo cuida tenga que ser la madre o el padre, al menos en el caso de que se haya llegado ya a la edad de 3 años; lo que si se requiere es la capacidad personal para sintonizar con las necesidades infantiles y mostrarse afectivamente disponible. Para finalizar los estudios de Dettling sugieren que es la falta de esta receptividad y protección continuadas lo que da lugar a que la criatura dependiente se vea invadida por el estrés asociado a emociones que todavía no puede  gestionar por si misma.

Por lo tanto la ciencia esta confirmando como son las vivencias intrauterinas y de los primeros años, las que dan forma a nuestra manera de percibir, ser y estar en el mundo.“Y es que aunque creamos que por fuera las personas somos parecidas, dentro de nosotras existe toda una vida interna que dice lo contrario”De este modo a mayor  número de receptores al cortisol, más fácil va a ser para el niño, el adolescente o el adulto enfrentarse a las situaciones complicadas. Por el contrarío encontraremos otras que cada vez que se vean ante una dificultad o situación que haga aumentar sus niveles de cortisol se vea inundada por sus emociones, llegando incluso de no ser capaz de gestionarlas por si misma. Teniendo que recurrir más que las primeras  al uso de la medicación, la meditación, o cualquier otra técnicas o producto que le ayude a regular sus propios estados emocionales de forma externa.

Más

7 Respuestas a “¿Por qué proteger del desarrollo biopsicológico infantil?

  1. Pingback: SEXUALIDAD Y LACTANCIA | SALTAMONTES ASUL: Bienestar y biopsicología para toda la familia·

  2. Pingback: Separaciones tempranas | SALTAMONTES ASUL: Bienestar y biopsicología para toda la familia·

  3. Pingback: VER VÍDEOS: EL SIGLO DEL YO | SALTAMONTES ASUL: Aprendizaje, bienestar y biopsicología para todas las edades·

  4. Reblogueó esto en Guia Migjorny comentado:

    Para crear una base saludable es importante saber que son los primeros cuidados los que realmente moldearan nuestro sistema nervioso determinando nuestra capacidad para sentir, interpretar y responder a las diversas situaciones estresantes a lo largo de nuestra vida.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.