¿Por qué proteger y acompañar el desarrollo biopsicológico infantil?

¿Por qué  proteger y acompañar el desarrollo biopsicológico infantil?

En la vida de todas las criaturas criatura son vitales las primeras fases del desarrollo madurativo, es un hecho y aunque no contemos con un sistema nerviosos acabado, todos los recuerdos útero y experiencias posteriores pasaran a registrarse en la amígdala, otras zonas del cerebro e incluso las propias células. útero y bebéHoy sabemos gracias a las neurociencias y la biopsicología que hay vivencias al inicio de la vida que pueden ser muy peligrosas, por ejemplo la falta de vínculo y/o escucha de la mamá hacia el bebé en la etapa uterina, la carencia de oxígeno durante el parto o la falta de soporte emocional durante los primeros años de vida. Situaciones que probablemente tengan consecuencias negativas en relación a la formación y funcionamiento de nuestros sistemas vitales. Para crear una base saludable es importante saber que son los primeros cuidados los que realmente moldearan nuestro sistema nervioso determinando nuestra capacidad para percibir, sentir, interpretar y/o responder a las diversas situaciones estresantes a lo largo de nuestra vida.

Cuando dejamos llorar continuadamente a un niñ@ pequeñ@, cuando ignoramos sus demandas de contacto, nutrición y protección de forma continuada; sin saber estamos cometiendo un gran error, el estrés hará que aumenten sus niveles de cortisol en una fase en la que nuestro cerebro y sistema nerviosos  se encuentran al inicio de su formación. Está demostrado que elevados niveles de esta sustancia durante el desarrollo cerebral, pueden afectar a otros sistemas de neurotransmisores que también se están desarrollando y que seguirán inmaduros incluso llegado el fin de la lactancia. El hipocampo también puede verse afectado por el estrés temprano reduciendo su número de receptores del cortisol, de esta forma cuando posteriormente aparece una situación de estrés y esta hace aumentar el cortisol, la niñ@ contará con  menos receptores para captarlo. Las investigaciones demuestran que las personas que han sido acariciadas y cogidas en brazos regularmente en su tierna infancia poseen mayores y mejores receptores al cortisol en su hipocampo, por ello cuando viven una situación difícil existen suficientes receptores para captarlo y autorregular el organismo. De esta forma sabemos que no todos los organismos ya sean niñ@s o adultos van a funcionar igual. Constituyendose una respuesta al estres diferente en cada un@ según los cuidados que recibió los primeros años de su vida. De hecho existe un poderoso vínculo entre la inseguridad y la depresión.

El cortisol y la ansiedad están  relacionad@s, esta última aparece cuando sentimos peligrar nuestra seguridad, nuestra supervivencia o los lazos psicoafectivos que nos protegen. En nuestra sociedad donde las mujeres trabajan y crían a la vez, l@s niñ@s están cada vez más tiempo separad@s de sus madres. La investigadora  norteamericana Andrea Dettling usa los niveles de cortisol en l@s niñ@s para medir su respuesta al estrés, sus investigaciones en una guardería en la que niñ@s de 3-4 años pasaban todo el día y por tanto, estaban todo este tiempo separad@s de sus figuras de apego confirmaron los temores de algunas de sus madres, que sentían que  sus niñ@s llegaban estresad@s a casa. Aunque no expresaran su estrés o se comportaran como si lo estuvieran, su respuesta al estrés se activaba con más facilidad, y los niveles de cortisol se elevaban a medida que transcurría el día, especialmente en l@s niñ@s con menos habilidades sociales. Por la tarde, en las horas en que los niveles de cortisol acostumbraban a bajar en l@s niñ@s que están en casa con sus familias,  l@s que todavía permanecían en la guardería seguían elevando sus niveles de cortisol. Dettling siguió investigando y halló que los altos niveles de cortisol no eran una consecuencia inevitable de que los niñ@s fueran cuidados por una persona substituta. En una segunda investigación, centró su interés en los niñ@s que pasaban todo el día separados de sus figuras de apego pero eran cuidados por personas cualificadas y dichas investigaciones mostraron que lo realmente importante eran las cualidades personales; sobre todo si se trataba de alguien que realmente se encargaba  de satisfacer las necesidades biopsicológicas del niñ@. De hecho l@s niñ@s que estaban con cuidadoras que eran realmente receptivas a sus necesidades mostraban niveles normales de cortisol.

Familias 2Estas investigaciones  muestran claramente la importancia de la regulación emocional y la absoluta necesidad de que l@s niñ@s pequeñ@s estén en todo momento con  personas que tenga la capacidad de darse cuenta de sus emociones y necesidades, acompañando y favoreciendo su auto-regulación. Los estudios también demostraron  que no es obligatorio que la persona que lo cuida tenga que ser la madre o el padre, al menos en el caso de que se haya llegado ya a la edad de 3 años; lo que si se requiere es la capacidad personal para sintonizar con las necesidades infantiles y mostrarse emocional y afectivamente disponible. Para finalizar los estudios de Dettling sugieren que es la falta de esta receptividad y protección continuadas lo que da lugar a que al niñ@ dependiente le invada el estrés.

Si te ha gusta lo que hacemos te agradecemos que lo compartas, así podrá llegar a más personas.

Continuará:

Más:  

https://saltamontesasul.wordpress.com/2014/12/01/la-separacion-de-mama/

http://www.copmadrid.org/webcopm/publicaciones/clinicacontemporanea/cc2012v3n3a7.pdf

Imágenes: https://www.facebook.com/AlbaLaPintoraDeSomnis/photos_stream

Extractos del libro: El amor maternal: la influencia del afecto en el desarrollo mental y emocional del bebé

Anuncios

4 Respuestas a “¿Por qué proteger y acompañar el desarrollo biopsicológico infantil?

  1. Pingback: VER VÍDEOS: EL SIGLO DEL YO | SALTAMONTES ASUL: Aprendizaje, bienestar y biopsicología para todas las edades·

  2. Reblogueó esto en Guia Migjorny comentado:

    Para crear una base saludable es importante saber que son los primeros cuidados los que realmente moldearan nuestro sistema nervioso determinando nuestra capacidad para sentir, interpretar y responder a las diversas situaciones estresantes a lo largo de nuestra vida.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s