El amor de mamá y su relación en el desarrollo mental y emocional del bebé

El cerebro del bebé crece rápidamente durante el primer año de vida, doblando con creces su peso, el metabolismo de la glucosa -activado por las respuestas bioquímicas del bebé cuando está con su madre- es muy intenso en los dos primeros años de vida … El hipocampo, el córtex temporal y el córtex cingular prefontal y anterior son aún inmaduros en el momento del nacimiento. Que haya un buen crecimiento y un buen desarrollo genético de estas estructuras depende del número de experiencias positivas que el individuo haya experimentado. Un gran número de experiencias positivas en los comienzos de la vida da lugar a cerebros con más conexiones neuronales, es decir, cerebros con una red más rica en interconexiones. Al comienzo de la vida tenemos todas nuestras neuronas y no es necesario tenerlas en más cantidad, pero lo que si necesitamos es que se conecten entre ellas y que trabajen para nosotros… (Sue Gerhardt).

Hace unas semanas  llamó una mamá para preguntarme que opinaba guarderia 5en relación al ingreso de su niño en una escuela infantil (supuesto lugar de atención especializada entre los 0 y los 3 años), donde al igual que en las guarderías es normal encontrar a bebés que todavía no andan en sus carritos. Desde la crianza ecológica entendemos que son distintas y variadas las necesidades que pueden llevar a una familia ha utilizar este tipo de servicios supuestamente ideados para atender a l@s más pequeñ@s. La realidad es que en sus inicios fueron ideados para cubrir las necesidades familiares de aquellas mujeres empezaban a trabajar en fabricas, oficinas, etc y que debían que regresar a sus trabajos nada más nacer sus criaturas ¡La mayoría de las veces por pura necesidad u obligación! Actualmente el número de mujeres que trabajan ha aumentado, al igual que las las familias separad@s que necesitan ayuda en sus crianzas. Y muchos de ell@s creen que esta puede ser la mejor opción en relación al dinero que pueden pagar para que lo atiendan, pensando que su hij@ crecerá mejor si puede jugar con otr@s niñ@s al mismo tiempo que aprende, así que lo común es que much@s bebés todavía en su exterogestación son ingresados en guarderías o escuelas infantiles antes de los 3-4 años.

12705783_542554305925391_1126472619750423410_n

Si partimos del proceso de maduración humana, si estamos interesad@s en cuidar el desarrollo biopsicológico, de nuestras criaturas, no va a ser hasta el inicio de la socialización alrededor de los 3-4 años, que de forma natural l@s niñ@s van a sentir la necesidad de salir del entorno familiar para ampliar su mundo y sus relaciones con otr@s niñ@s o adult@s del entorno desconocido. Antes de este momento, el deseo anticipado de establecer relaciones con otras personas desconocidas fuera de la tribu podría estar relacionado con un apego inseguro. Y, es que en los primeros años de nuestra vida lo que más nos gusta además de la leche de mamá, es su cuerpo, es su alimento emocional es sentir su afecto, contacto, protección y calor. Tan unidos estamos a ella que necesitaremos de más de 36 meses para acabar el proceso de separación- individualización, como demuestran las investigaciones de MARGARET MAHLER sobre la Simbiosis humana. Al unisono y de forma natural durante toda la lactancia se establecerá otro valioso vínculo con el compañer@ (hombre, mujer…) que cuide de la madre y el bebé. Progresivamente con el paso del tiempo este círculo social crecerá abriéndose a l@s familiares y otras personas con las que la familia se relacione con cierta frecuencia.

Separación -individualización Mahler

En los últimos diez años las neurociencias han revolucionado el estudio del desarrollo temprano del cerebro que sufre estrés, descubriendo que  desde el embarazo, al nacimiento y los primeros años de vida, tienen grandes influenciass en el desarrollo posterior de nuestro bienestar emocional y mental. Vamos a poner un ejemplo: una niña de dos años de edad, todavía en la fase oral (lactancia), sabemos que el conjunto de sensaciones y vivencias de este periodo estarán modelando nuestra forma de sentir (sistema neurosensorial).  Paralelamente, estas vivencias estresantes de separación del ecosistema materno tendrán efecto sobre su capacidad cognitiva. Ya que desde el nacimiento hasta el final de la lactancia, nos encontramos en un periodo precioso donde se están estableciendo las bases para el funcionamiento de nuestro sistema nervioso, lo que conlleva que nuestra forma de percibir se va a construir gracias a las vivencias que tenemos y como nos hacen sentir; siendo el factor principal para el desarrollo de nuestro carácter, forma de relacionarnos e incluso nuestra capacidad intelectual.  Así que es esencial la relación entre el bebé y la mamá se de apego seguro. Los bebés necesitan amor,  presencia y,  frecuencia constante y recíproca en la relación. Nuestro desarrollo depende de ello. De esta manera alejarnos de la figura que nos nutre y protege antes de los 3 años.   Intensifica los miedos asociados a la separación, la inseguridad, la depresión y la ansiedad, etc;  emociones que probablemente vuelvan a repetirse en momentos posteriores a lo largo de nuestra vida, ante otrninos durmiendoas situaciones de pérdida o separación.

También puede ocurrir que cuando  le contemos a esta niña que la escuela es el lugar donde va a ir a jugar con otr@s niñ@s, se ponga muy contenta y nos diga que si, pero es muy importante recordar que a esta edad l@s niñ@s todavía no son capaces de entender lo que significa quedarse sol@s durante un largo periodo de tiempo en un lugar desconocido con otr@s personas. Así que la mayoria de las veces no sabremos lo que han vivido mientras no estábamos con ell@s. ¡Claro al final con el paso de los dias se acostumbran a resignarse! Para intentar aliviar estos todos estos inconvenientes las escuelas infantiles y guarderías nos ofrecen el Periodo de adaptación, tiempos cortos en l@s que las mamás acompañan de lejos esperando en una habitación cercana mientras l@s pequeñ@s exploran el nuevo lugar junto a l@s nuev@s niñ@s. Una vez pasado el perido de adaptación el bebé todavía inmaduro en cualquier momento puede vivir un conflicto: un juguete, un empujón, etc, y esta situación que antes era fácil de resolver  como acabará ahora  si al buscar a mamá, ella ya no está ¿Pueden las educadoras con tantos niñ@s acompañar las necesidades emocionales de todos l@s bebés? 

guarderia3Siguiendo el ejemplo de esta misma niña, podemos haber decidido  esperar a que haya cumplido  los 3 o 4 años, momento en el que verdaderamente su sistema nervioso está preparado mucho más maduro y seamos nosotras las que sentimos dificultad para separarnos de ell@. Es importante saber que aunque intentemos esconder nuestras emociones, ella las va a percibir, sentirá nuestro miedo y angustia,  aumentando de forma indirecta su sensación de inseguridad ante el nuevo entorno. Todo esto ocurre porque desde  el útero estamos unid@s a ella por un cordón emocional que no se corta al nacer. Ante todo las madres y los padres mejoran las relaciones familiares si son capaces de reconocer y poner nombre a sus miedos internos. Porque es muy fácirl pasar de la indefensión a la sobreprotección y esto tampoco es lo mejor. Si facilitamos, dando confianza, porque en verdad la sentimos ¡Antes empezará el nuevo vínculo con l@s nuev@s educadores! Que en ausencia de papá o mamá  en pocos días pasaran a ser las nuevas figuras de protección, apego  y cuidado de su desarrollo madurativo y emocional en el nuevo  entorno. ¡Recordar siempre que un periodo de adaptación optimo, no nos da la seguridad de que el niñ@ quiera volver tod@s los días! Además hasta los 6 años es posible ampliar las experiencias motrices, perceptivas y relacionales de nuestr@s hij@s sin la necesidad de ir a una escuela infantil o guardería.

En resumen, lo que más me gustaría que  valorasen y recordasen las familias,  es la importancia de estos primeros años en nuestro desarrollo donde la función principal es sentar las bases del un sistema nervioso optimo, relajado, sereno y equilibrado sobre el que crecerá la personalidad emocional y mental de cada niñ@. De esta forma  al llegar a los 3 o 4 años (los ritmos no son nunca fijos pero hay estadios reconocibles). Abran alcanzado suficientes experiencias  relacionales como para interactuar en el entorno social y así avanzar y experimentar en las nuevas relaciones. A través de las cuales continuaran descubriendo y conociendo el mundo que les rodea.

En la actualidad gracias a las últimas investigaciones en la ontogénesis humana las familias tenéis la oportunidad de reflexionar y valorar sobre los beneficios y riesgos antes de decidir una separación temprana. Considerar  las necesidades biopsicológicas de l@s criaturas en estas fases del desarrollo donde, está en juego la base de  nuestro sistema nervioso. Un momento vital en el que las interacciones entre los bebés y sus cuidadores tienen consecuencias importantes y duraderas .

shutterstock_73577329

Biopsicología (Ciencia dentro del campo de las neurociencias) que explora la manera en que los estados y mecanismos del cuerpo en especial los  del Sistema Nervioso Central (SNC) controlan y modulan la conducta, así como la conducta influye sobre los procesos corporales, ambos modificándose por las acciones del medio social y del medio ambiente, al mismo tiempo que estos se modifican por las acciones del hombre y a su vez todo esto influye en la energía que rodea nuestro cuerpo haciéndola en algunos casos positiva y sanadora y en otros negativa y enferma.

Más:

https://saltamontesasul.wordpress.com/2014/05/24/depresion-desarrollo-del-cerebro-crianza-y-salud-un-informe-de-la-organizacion-mundial-de-la-salud-oms-2001/

https://saltamontesasul.wordpress.com/tag/neurociencias/

Fotos: google.es

Anuncios

2 Respuestas a “El amor de mamá y su relación en el desarrollo mental y emocional del bebé

  1. Pingback: ¿Por qué proteger y acompañar el desarrollo biopsicológico infantil? PRIMERA PARTE | SALTAMONTES ASUL: Aprendizaje, Sexualidad y biopsicología para todas las edades.·

  2. Pingback: Depresión, desarrollo del cerebro, crianza y salud. | SALTAMONTES ASUL: Aprendizaje, bienestar y bioecología para todas las edades.·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s