El desarrollo del sistema nervioso y la depresión

En el año 2009 la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó un informe actualizado sobre la salud en el mundo, se alertaba del crecimiento de la depresión, pronosticando que en 20 años, sería la enfermedad con mayor incidencia los países  desarrollados alcanzando a un gran número de la población, superando al cáncer y a las enfermedades cardiovasculares, los costes para su tratamiento serán  elevadísimos.  Hechos que ya empezamos a ver y que están relacionados con el alto número  de suicidios en adolescentes y niñ@s. Un tema tabú evitado históricamente que coloca al suicidio entre las 5 mayores causas de muerte en el mundo, con cifras especialmente alarmantes entre los quince y los diecinueve años. Así que la utilización de medicamentos antidepresivos se haya triplicado en estos últimos 10 años, según datos publicados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que analiza el consumo desde el año 2000  (leer más).

de

Dada la situación es cuestión de vida o muerte reflexionar sobre y la relación que existe entre el valor de la relaciones afectiva dentro de las familias humanas y las posibles consecuencias de no respetar los ritmos naturales del desarrollo infantil. De cómo estos años de nuestra (concepción, embarazo,  nacimiento y crianza) podrían estar relacionados con la la hiperactividad, el aumento de la depresión e incluso los trastornos alimenticios en las fases posteriores de la vida. Ya son muchas las personas e investigaciones que nos alertan del valor del cuidado afectuoso, atento y estable; ya desde el útero materno, lo que permite por ejemplo que se aseguren funciones como el lenguaje, el intelecto o la regulación emocional. Hallazgos que fueron descubiertos a través de la observación en bebés lactantes que vivían en instituciones en las que si recibían alimento pero no el afecto suficiente. Estas criaturas aunque si recibían leche preparada y cuidados higiénicos, al carecer de vínculo afectivo seguro con sus cuidadores eran mucho más propensos a manifestar dificultades en:  la interacción con otr@s personas, en su expresión emocional y en la adaptación a situaciones estresantes. En muchos de estos casos también se verificaron déficits intelectuales.

10455_430963973634427_1619450034_n

Hoy gracias a las recientes investigaciones en neurociencias podemos asegurar que:

-El  estrés sufrido por la madre durante el proceso de gestación interfiere en el estado emocional y energético del bebé alterando su salud física, mental y energética.

-Después del parto necesitamos de un útero psicológico, pues nacemos con el cerebro increíblemente inacabado. Cerca de  ¾ partes del neocórtex y muchos de nuestros sistemas internos necesitan del contacto piel con piel,  la lactancia y  los años de infancia para completar su formación de base.

-La afectividad libera neurotransmisores que estimulan las conexiones neuronales, las cuales son fundamentales en el desarrollo inicial del cerebro y en la maduración de toda la estructura infantil.

-Hay edades favorables para la consolidación de capacidades, emocionales, cognitivas y físicas específicas. Se trata de momentos especiales en que están madurando determinadas áreas del cerebro, lo cual facilita  el surgimiento de la habilidad, siempre que el ambiente sea satisfactorio.Depre

En este articulo la psicoterapeuta reichiana Maite Sanchez Pinuaga la cual entiende la depresión como “La muerte del impulso de la demanda para la satisfacción amorosa”. Se profundiza en las causas de la depresión y en  la relación que esta tiene con la renuncia del bebé durante el primer año de su vida, tras vivir sucesivas frustraciones del impulso natural del propio organismo para satisfacer sus  necesidades de alimento,  amor, calor, contacto y plenitud maternal. Personalmente lo que recomiendo a las familias, educadores, acompañantes o a cualquier persona vinculada con la infancia, es sobre todo, la necesidad de concienciar sobre lo delicado del  crecimiento Infantil.  Ya que que tanto la herencia genética como las vivencias posteriores al nacimiento pueden interferir en su pleno desarrollo. Por ello la importancia de cultivar uno vínculo sanos y seguro, lo que va a favorecer un crecimiento saludable a nivel  físico, mental y emocional.

Una información que empezó a divulgar hace más de 50 años el investigador Wilhelm Reich alertando al mundo de cómo un elevado número de la población de su época ya padecían distintos tipos de trastornos que afectaban a su estado de ánimo. Este médico, científico y psicoanalista en sus inicios formaba parte del equipo de Sigmun Freud, lugar que abandonó por estar en desacuerdo con sus teorías. Para Reich los impulsos negativos en el ser humano se daban como reacción a la negación continuada del deseo de satisfacción infantil. Afirmando que  la etapa de latencia identificada por Freud entre los 6 y 12 años,  ya era una disfunción dentro del ritmo natural de la maduración humana que  además, tenia que ver con la represión de la sexualidad infantil o el abuso sexual durante la maduración de l@s niñ@s.

cropped-familia

Es de vital importancia empezar a tomar conciencia en relación a cómo nos criaron a nosotr@s durante nuestros primeros años, desafortunadamente todavía  existen familias y educadores que creen adecuado por ejemplo azotar, engañar, amenazar o castigar, inconscientes de que estas actitudes la mayoría de las veces generan una tensión que en muchos casos puede dañar la salud biopsicológica de l@s pequeñ@s.  Seamos o no conscientes del alcance de nuestras acciones la verdad es que a día de hoy una gran mayoría de la población tampoco está informada sobre los peligros que puede esconder el uso de las tabletas, móviles y similares en niñ@s pequeñ@s. Un hecho que  tienen bastante preocupados a muchos pediatras y  expertos del campo de la salud.

La verdad es que vivimos en un mundo en el que millones de personas y sus familias tienen miedo de hablar de la depresión, una enfermedad que se sufre en silencio y, que se sabe que es en gran medida prevenible. Como especialista en Ecología de Sistemas Humanos: crianza ecoloógica y prevención psicosocial , mi trabajo es facilitar  a las familias los recursos necesarios para que puedan ir eliminando los comportamientos destructivos, en favor de una convivencia más afectiva y solidaria. A través de la intervención preventiva orientada a que se conozcan los ritmos madurativos y su relación con las fases sensibles del desarrollo infantil.   Una información muy útil incluso antes de decidir traer una nueva criatura a este mundo y que facilitará el trabajo a sus cuidadores a lo largo de todo su proceso de  su crecimiento, hasta pasada la adolescencia.

 Más

 

Imagen de portada: http://www.clismon.net (nos encantan estos cómics)

 

 

Anuncios

3 Respuestas a “El desarrollo del sistema nervioso y la depresión

  1. Pingback: ¿Por qué proteger del desarrollo biopsicológico infantil? | SALTAMONTES ASUL: Bienestar y biopsicología para toda la familia·

  2. Pingback: ¿Por qué y hasta cuando es recomendable tomar el pecho? – CRIATURAS.org·

  3. Pingback: El amor de mamá y su relación en el desarrollo mental y emocional del bebé | SALTAMONTES ASUL: Aprendizaje, bienestar y bioecología para todas las edades.·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s