¿”BUENO” O “MALO”, “BIEN” O “MAL”? La importancia del reconocimiento

Quien dice: Hermoso, esta creando: Feo
Quien dice: Bien, esta creando: Mal
Resistir determina: No Resistir
Confuso determina: Simple
Alto determina: Bajo
Ruidoso determina: Silencioso
Determinando determina: Indeterminado
Ahora determina: Otra hora

Así pues, ser sabi@ es actuar sin acción
Decir sin hablar
Llevar en si todas las cosas
Buscar la unidad
Producir pero, pero no poseer
Perfeccionar la vida, pero no reclamar reconocimiento
Porque quien nada reclama nunca sufre perdida…

Tao-T-King : Verso II

Para entender el efecto nocivo del uso de las palabras “BUENO”  O  “MALO”, “BIEN”  O  “MAL” un tema al que todavía  no atendemos demasiado, pero que que constituye un gran problema en nuestra educación y  en la forma en la que establecemos nuestras relaciones. Hemos de empezar a prestar atención a la manera en que reconocemos las virtudes o los méritos de las personas, indistintamente de la edad que tengan.

Un error muy común es pensar que l@s niñ@s ya han aprendido las normas y conductas sociales porque se las decimos y se las recordamos  y que lo lógico es que se porten y actuen como les pedimos. Damos por echo que lo han aprendido, porque se las recordamos constantemente y muchas veces olvidamos como los aspectos emocionales del embarazo, parto o crianza pueden alterar o modificar el desarrollo de su sistema nervioso y cerebro (todavía en formación y que no funciona como el nuestro). Esta falta de conocimientos  sobre el desarrollo evolutivo infantil y de los procesos de socialización primaria, provocan que la mayoría de familias se olviden de alabar sus logros, de modo que se centran más en  en juzgar sus errores. Para completar su desarrollo ellos necesitan de nuestra mirada y nuestra presencia, de modo que si somos de l@s que nos centramos más en reconocer sus errores que sus virtudes o capacidades, ell@s responderán de forma que consigan  captar nuestra atención para así satisfacer su necesidad. Así que si papá, mamá, la educadora, el acompañante o la figura de apego solo se fija en ell@s cuando realizan una conducta negativa, es muy probable  que l@s pequeños acaben llamando la atención con este tipo de comportamientos.

¿Entonces como  hacer? Os dejo con unos enlaces que he seleccionado y que a mi parecer nos pueden ayudar a entender mejor  la importancia de como reconocer de forma saludable sus presencia y necesidades infantiles.

5 RAZONES PARA DEJAR DE DECIR MUY BIEN

http://www.alfiekohn.org/parenting/muybien.htm

“BIEN”  O  “MAL”

http://yoviendoescuelascarlamartin.blogspot.com.es/2012/10/que-pasa-cuando-decimos-muy-bien.html

“BUENO”  O  “MALO”

http://www.amosermama.com.ar/2011/11/los-ninos-malos-no-existen.html

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s