DESCARGAR LIBRO: ECOLOGIA INFANTIL Y MADURACION HUMANA

388205_328895257137893_100000522638271_1239022_420589796_n

Clica la imagen para leer el libro

 

Publicar hoy este libro me produce muchas emociones, es uno de los materiales recomendados dentro de la formación de Ecología de sistemas humanos: crianza ecológica y prevención psicosocial  que estoy realizando dentro de la ESTER.

Un libro que nos muestra los medios que (según la praxis llevada a cabo por los profesionales de la escuela como padres–madres, clínicos–orgonterapeutas) permiten, a través de las distintas fases del desarrollo libidinal humano, crear las bases para la salud y la alegría de vivir. Además de cómo prevenir la evolución de la angustia, el miedo a la vida, la destructividad o la autodestructividad típicas de las estructuras humanas actuales.

¿Hasta cuándo vamos a empeñarnos en considerar “normal” o “idiopático” (de origen desconocido) o “inevitable”, etc., el deterioro emocional (con sus manifestaciones somáticas y psíquicas) de la humanidad? ¡Ya basta!. Dejemos de llevar a nuestr@s niñ@s al los mismos infiernos donde estamos atrapados l@s adult@s de hoy.

Algunos extractos del libro:

“La concepción del “autismo del niño”  que está ampliamente extendida, es errónea. El autismo del lactante es un artefacto causado por la conducta de l@s adult@s. Esta producido artificialmente por la separación estricta del lactante y por la coraza caracterial de las personas que se ocupan de él, así como por muchos teóricos de la pediatría.

La noción de apego y período sensible de apego se da en el período posterior al parto. Madre–hijo están impregnados de endorfinas (hormonas que tienen el rol preponderante en las conductas afectuosas” (M. Odent, 1983).

Como ya hemos ido diciendo a lo largo de estas líneas y aprovechando esta frase de Margaret Ribble: “El contacto epidérmico piel a piel entre madre e hijo se mantiene y van cohesionando una unidad vincular, que va a permitir el desarrollo y maduración psicoafectiva y de los procesos neuronales ”insistimos de nuevo en la necesidad de prolongar la íntima fusión existente entre la madre y el feto, creándose así una continuidad entre la vida intra–extrauterina, de manera que el recién nacido no sienta que se ha roto el “hilo” y viva el desconcierto y la inseguridad que le conducirían a replegarse inmediatamente. Es de gran importancia que el niño viva las caricias, por parte de sus cuidadores, que le posibilitan la estimulación (la piel = sistema nervioso exterior), como es importante que el clima emocional que le rodea sea lo más afectivo y vital posible. Al recién nacido le gusta el movimiento, le gusta el color, disfruta de la música que la madre ha escuchado relajadamente durante el embarazo, ya desde los primeros días busca mirar y seguir los objetos, por lo que desaconsejamos llevarlo a pasear en el cochecito cerrado, siendo preferible llevar a cabo la estimulación ocular que él necesita y busca paseándolo en brazos por la casa, jardín y sitios familiares y luminosos y sobre todo en la naturaleza. Es, asimismo, importante hablarle, susurrarle, mirándole a los ojos. La posición para amamantarle debería ser aquella en la que el niño se sienta más acogido por el cuerpo de la madre, mientras se le mira a los ojos. Reich decía en este sentido en “La Biopatía del Cáncer”: “Atención a mirar al bebé al amamantarlo: el bebé bebe de la madre con la boca y los ojos. Absorbe sensaciones y energía”. ”La vivacidad del niño exige un entorno viviente. No pienso solamente en la vivacidad del lenguaje expresivo de los adultos sino en el movimiento en el sentido literario”.(W. Reich, 1948)

Es importante coger al niño en el momento que él lo pide, nunca esperar que el reloj nos marque el momento de ofrecerle el pecho, el paseo, etc. Durante los primeros días, primeras semanas, la demanda de contacto energético por parte del recién nacido puede ser casi continua, por lo cual es importante que la madre se sienta dispuesta a llevar a cabo esta, a veces, difícil labor, y es recomendable, por tanto que duerma con ella en la cama sintiéndose no separado de ella y succionando el seno siempre y cuando lo necesite; por todo ello es de fundamental importancia que la madre durante este período no realice prácticamente otra actividad que la atención a su hijo y el descanso. En base a eso, puede decirse, que lo deseable sería que durante este período ella se hiciera a la marcha del bebé, en lugar de forzar al bebé a la marcha del adulto.

No olvidemos que a lo largo de las primeras semanas e incluso meses continua funcionalmente el período de gestación. La vinculación madre–hijo sigue siendo necesariamente idéntica. El feto ya parido, continua inmaduro y requiere el contacto estrecho con su fuente de vida (la madre) para asegurar su desarrollo. Deficiencias substanciales a este nivel aseguran el estado de angustia y castración del recién nacido, el pánico a morir, a que suceda algo terrible, etc., que a menudo encontramos en la practica clínica en tantos adultos y niños

Con respecto al baño después del parto, algunos autores entre ellos A. Montagu desaconsejan el lavado y el baño del recién nacido hasta pasados unos días. Ya en los años cincuenta Michel Silvert, colaborador de Reich, escribía: “No es necesario lavar inmediatamente al niño ya que la vernix caseosa protectora que le envuelve desaparece espontáneamente después de algunos días”(M. Silvert, 1955) y está demostrado que esta capa sebácea que le recubre permite al recién nacido conservar su calor, fenómeno muy importante sobre todo en niños que nacen prematuros o en partos ocurridos en lugares muy fríos.

Las lecturas antropológicas nos ofrecen una rica variedad de estudios acerca de las diferencias con respecto a la maduración de la personalidad en unas culturas u otras, que nos hacen reflexionar necesariamente respecto al tema que nos ocupa: “Las oposiciones subrayadas por Margaret Mead entre la personalidad serena y sociable de los arapesh de las montañas de Nueva Guinea y la personalidad egoísta y agresiva de los mundugumur, que viven en los valles, son muy significativas. Para los primeros, en los primeros meses de la vida, el bebé nunca está lejos de los brazos de un adulto, mujer u hombre; se le da el pecho en cuanto llora, el niño vive rodeado por un círculo de personas sobre quienes puede apoyarse. Por el contrario, al bebé mundugumur se le transporta inmediatamente en una cesta rígida, que le impide cualquier contacto cutáneo y cualquier visión del exterior no se acostumbra a contestar a sus lloros”(M. Odent, 1981). Es por esto que debemos de recuperar la funcionalidad natural adaptándola a la realidad de nuestra propia cultura, a sabiendas de la importancia que tiene este período en la maduración humana.

”El día que los hombres y mujeres se planteen, sobre todo, la felicidad de sus hijos, antes, ya, de su nacimiento, en el nacimiento y después de éste y cuando la administración pública y la organización sanitaria, social y política, tengan en cuenta las necesidades básicas del feto–recién nacido–niño–adolescente; ese día estaremos realizando la profunda revolución que la vida humana necesita para poder sentir la alegría de vivir” (M. S. Pinuaga, 1988).

Del Libro: ECOLOGIA INFANTIL Y MADURACION HUMANA.Un análisis desde la orgonterapia post–reichiana. De:Maite Sánchez Pinuaga y Xavier Serrano.

VERSIÓN ON LINE: http://www.esternet.org/ecologiasistemashumanos/libro_eco_infan_madur_hum_01.htm

PDF: http://maitesanchezpinuaga.es/descarga/Libro%20Ecologia%20Infantil.pdf

Más: https://saltamontesasul.wordpress.com/tag/sexualidad/

Anuncios

Una respuesta a “DESCARGAR LIBRO: ECOLOGIA INFANTIL Y MADURACION HUMANA

  1. Pingback: VÍDEO: ECOLOGIA DE SISTEMAS HUMANOS | Aprendizaje, bienestar y bioecologia para todas las edades·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s