Artículo: PORQUE L@S NIÑ@S NO PUEDEN LUCHAR SOL@S CONTRA EL CANCER

cancer-infantil_12022013LA VIDA es un impulso que nos lleva a la búsqueda de la satisfacción, cuando este instinto puro, visceral e instintivo es bloqueado, el cuerpo acumula tensión, energía reprimida a consecuencia de  la frustración del propio placer, este reflejo inconsciente sigue avanzando, dando lugar a emociones como la rabia o la ira, que más tarde si no son liberadas darán lugar a distintas enfermedades psíquicas o físicas. La célula humana es el principio del movimiento de contracción y expansión que caracteriza nuestra condición vital. Nuestra estructura corporal y carácter se forma por las alteraciones sufridas en este ciclo de carga y descarga en las  primeras etapas del desarrollo humano (embarazo, nacimiento, infancia, etc.). Para Wilhelm Reich, el precursor de las psicoterapias corporales de Occidente y autor del libros como  Análisis del carácter  y La función del orgasmo.

LA SEXUALIDAD es la capacidad humana para vivir el placer en las relaciones, el trabajo, la búsqueda de nuevos conocimientos y aprendizajes, e incluso disfrutar los momentos diarios de la vida, tanto solos como acompañados, disfrutar de un paseo, entregarse a un baile, al amor o al sexo. La sexualidad como la capacidad humana de sentir placer y de realizarse en la propia vida, la vida viva, plena y presente.

LA CORAZA es el conjunto de  contracciones y defensas que el cuerpo establece para ocultar los deseos prohibidos y los impulsos destructivos. Los impulsos destructivos son reacciones humanas frente a las restricciones y frustraciones impuestas por el medio familiar y social. Los deseos e impulsos vitales primarios son aquellos que brotan del núcleo de la vida, buscando siempre el placer y la plena expresión. La coraza está anclada en el organismo por medio de una fuerte tensión muscular, crónica, mantenida por el sistema nervioso simpático. De esta forma contenemos la angustia y las emociones reprimidas, lo que provoca una fuerte pérdida de contacto con los deseos y las necesidades personales. Las personas viven socioreguladas, de acuerdo con lo que ha sido aprobado o impuesto por otros. Las corazas corporales generan biopatias, enfermedades psicosomáticas causadas por bloqueos en la energía vital.  Un ejemplo importante del bloqueo en nuestra energía vital es el cáncer, ampliamente descrito en un importante libro de Reich: La biopatia del cáncer 1948. Entre los bloqueos energéticos más comunes y menos graves tenemos por ejemplo la miopía, la cefalea, el estreñimiento y el vaginismo.

Vivimos bajo la presencia de un campo energético social, educativo, familiar , donde todo está relacionado donde todo se interfiere y donde cada persona percibe según su coraza, por eso una persona con coraza no puede pensar igual que otra que ha disfrutado de una vida libre. La extrema rigidez y la falta de flexibilidad en nuestras estructuras del carácter con llevan estados poco saludables en nuestra salud biopsicológica,  caracteres gravemente sociorregulados incapaces de actuar de acuerdo a sus pensamientos, incapaces de responsabilizarse, incapaces de cambiar aquello que tanto les incomoda, incapaces…

Y todo esto depende de la EDUCACIÓN que hemos recibido y que recibimos desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte.ImagenDel libro: INFANCIA edad sagrada- Años sensibles en que nacen las virtudes y los vicios humanos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s